El 16 de diciembre de 2010, después de la primera misa de aguinaldos, la tierra se tragó Gramalote. Las lluvias imparables del Fenómeno de la Niña y un sismo en un pueblo cercano agitaron el suelo y, en dos días, Gramalote se hundió en sí mismo, quedó inhabitable. Ese año el presidente Juan Manuel Santos prometió que construiría pronto un nuevo Gramalote, uno mejor que el anterior. Pero la espera fue muy larga. Nueve años después de la tragedia el nuevo Gramalote es una realidad. Hasta allí, en medio de las montañas de Norte de Santander, viajamos para conocer qué ocurrió durante este tiempo con su gente, con los gramaloteros y su retorno. La nueva e imponente estructura de ladrillos y concreto, habitada hace muy poco, es la muestra de que sí es posible reedificar un pueblo, pero ¿será posible reconstruir su comunidad?

(40 min)

Podden och tillhörande omslagsbild på den här sidan tillhör Relatos Anfibios. Innehållet i podden är skapat av Relatos Anfibios och inte av, eller tillsammans med, Poddtoppen.